Creado por Yeraldine Tapia | Categoria Bim

Minimizando la pérdida de datos entre SIG y BIM

Un hecho desafortunado de la industria AIC (arquitectura, ingeniería y construcción) es que, entre cada etapa del proceso, desde la planificación y el diseño hasta la construcción y las operaciones, se pierden datos importantes.

La realidad es que, cuando se mueven datos entre las fases de un proyecto, estos se intercambian entre sistemas de software que reconocen solo sus propios conjuntos de datos. En el momento en que traduces esos datos, reduces su riqueza y valor. Cuando uno de los participantes del proyecto necesita datos de una fase anterior del proceso, los planificadores, diseñadores e ingenieros a menudo tienen que volver a crear manualmente esa información, lo que resulta en una repetición innecesaria.

La buena noticia es que se está elaborando una discusión en la industria SIG (sistemas de información geográfica) a medida que avanza rápidamente hacia el modelado 3D.

Esta evolución refleja la transformación que está experimentando la industria del diseño y la construcción a medida que se mueve de 2D a 3D BIM (modelado de información de construcción o building information modeling) y señala la emergencia de integración SIG y BIM en un entorno global.

Comienza la alianza BIM/SIG

Si bien la información SIG es necesaria para planificar y operar carreteras, puentes, aeropuertos, redes ferroviarias y otra infraestructura en el contexto de su entorno, la información BIM es clave para el diseño y la construcción de estas estructuras.

Al juntar los dos, se tiene una capa de contexto geoespacial mezclada en el modelo BIM. Lo que esto significa, por ejemplo, es que SIG puede proporcionar información sobre las áreas propensas a inundaciones y brindar a los diseñadores información precisa para influir en la ubicación, orientación e incluso en los materiales de construcción de una estructura.

Y luego está la escala: la información SIG funciona a escala de ciudad, región y país, mientras que los datos BIM se aplican al diseño y construcción de una forma o estructura específica. Ahora, en BIM, se puede diseñar una estructura física en un nivel de objeto: dibujar una puerta, una ventana o una pared. Al agregar SIG, se está llevando esa estructura al contexto de un paisaje más grande e inteligente. Un edificio se conectará a un terreno, servicios públicos y carreteras.

Cuando se reúnen estas dos escalas relativas y se mueve la información sin problemas entre ellas, se elimina la redundancia de datos. Agregar un mejor contexto geoespacial al proceso BIM significa que el propietario del proyecto obtiene mejores diseños y ahorra dinero.

Con toda la información almacenada en la nube, los interesados tanto en la infraestructura como en los proyectos de construcción podrán gestionar los datos en cualquier entorno en cualquier parte del mundo, reutilizando y readaptando esa información en otros contextos sin tener que convertir los datos continuamente.

BIM + Datos de ubicación = Mejor diseño y ahorro a largo plazo

Ya sea que los contratistas generales traigan el proceso de construcción a una fábrica para la prefabricación o conviertan el sitio de construcción en una fábrica al aire libre, hay un nuevo enfoque en mejorar la programación logística y minimizar el tiempo de trabajo y el desperdicio. Incorporar una dimensión espacial en este nuevo proceso de construcción industrializada aumentará la eficiencia de cada proyecto que se construya.

Esri y Autodesk están trabajando en mejorar la interoperabilidad del software para BIM y SIG, lo que creará un "gemelo digital" de una estructura física para permitir un mejor diseño en el contexto del mundo real, haciendo que tanto la construcción como las operaciones sean más eficientes.

Mientras tanto, la síntesis de las tecnologías ya están en marcha. Un ejemplo: Ingeniería global y diseño y la firma Mott MacDonald están integrando SIG y BIM para apoyar la rehabilitación del Acueducto Catskill en un proyecto en Nueva York. El producto de trabajo digital resultante proporciona una forma progresiva de registrar, indexar y recuperar fácilmente la información para respaldar la entrega exitosa del proyecto.

Cerrando el ciclo de datos

Para crear ciudades más inteligentes, debemos tomar decisiones de planificación más inteligentes, razón por la cual conectar BIM y SIG es tan importante. Hay que pensar en lo que la integración de estos sistemas puede hacer para la evolución de los vehículos autónomos: los sensores de los automóviles recopilan constantemente información en tiempo real. Sin embargo, confían en un mapa de máquina altamente preciso para la navegación, la geometría local y la creación de su horizonte electrónico.

El mapa hecho por la máquina, que puede interpretarse por computadora, se describe mejor como un archivo de diseño de carretera en 3D enriquecido con información geoespacial del mundo real. Como los vehículos autónomos del mañana recopilarán información actualizada de la geometría del camino, como los cierres de pistas o los cambios debido a construcciones, identificarán las áreas de alto riesgo, que pueden retroalimentarse a los planificadores que diseñan y mantienen las carreteras. Todo el proceso será más fluido, y el Departamento de Transporte será más receptivo a la hora de reparar las carreteras deterioradas.

La conexión de sistemas de sensores en tiempo real, datos geográficos y datos de modelado mejora la percepción de todos, lo que lleva a mejores decisiones de diseño de infraestructura a cualquier escala.

Fuente: Plataforma Arquitectura